Bloqueo directo en categorías de formación

Esta semana contamos con la colaboración de Juanvi Abad. Juanvi ha entrenado entre otros equipos a Festival de Cine L´Alfas y Meridiano Santa Pola en liga EBA, además a formado parte del cuerpo técnico de las selecciones autonómicas.
En esta ocasión, Juanvi nos hace una reflexión acerca de el bloqueo directo en categorías de formación. Juanvi nos da unas pinceladas acercade este contovertido tema. Gracias Juanvi por tu colaboración.
Dentro de una línea constructivista, sin la cual no entiendo la concepción de deporte de equipo, veo dos tendencias claras a la hora de acercarnos al mismo. Una primera donde los contenidos de enseñanza están jerarquizados, es decir, donde para aprender algo necesitas un aprendizaje previo consolidado, para aprender a dividir antes hay que aprender a multiplicar. Otro, donde el juego se va asimilando de manera global, donde las especificaciones en los aprendizajes es la verdadera diferencia entre un juego experto o un juego de iniciación. Yo personalmente, hoy por hoy, estoy mucho más de acuerdo con la segunda línea de trabajo que con la primera.
Nunca he podido entender por qué jerarquizamos los contenidos del juego en diferentes categorías.
¿Quién no ha oído hablar de estas afirmaciones?
  • En alevines hay que jugar 5 abiertos y fomentar el 1×1
  • En infantiles todo lo anterior pero además introducimos el pasar y cortar y remplazar.
  • En cadetes iniciamos en los bloqueos, tanto directos como indirectos.

Estos son axiomas que seguramente muchos hemos oído y creo que pocos nos hemos parado a preguntarnos ¿Por qué? ¿Quién y en base a qué ha decidido que ese es el orden de enseñanza del baloncesto?

Otra de las preguntas que me asaltan la cabeza es ¿Por qué nos empeñamos en categorías de formación en hacer un juego tan alejado de la realidad del baloncesto? Un juego donde prima el 1×1 y las acciones individuales, frente al pase y las acciones colectivas. Un juego que cuando el chico/a llegue a la categoría senior, no le va a servir, ya que cuando de más de tres botes para jugar 1×1, el entrenador, con una dulce voz le dirá ¡¡¡¡¡ PASA EL BALÓN!!!!!!

Tras esta breve introducción y por no encontrar respuestas lógicas y coherentes que me demuestren lo contrario, estoy en posición de afirmar y afirmo “vivan los bloqueos directos en benjamines y alevines e infantiles”.

Para muchos habré puesto la casa “patas arriba”, si os soy sincero esa era mi segunda intención, la primera es despertar una actitud crítica responsable en ti, lector. Invitarte a reflexionar sobre esas verdades absolutas que corren por el baloncesto, y nadie sabe muy bien de donde vienen, pero que una gran mayoría damos por buenas. Ahora bien, tras la crítica a un determinado enfoque del baloncesto, hay que construir, si no mi opinión quedaría hueca, y tendría que pediros un acto de fe acerca de mi concepción del juego.

Para mí un bloqueo directo (BD), en una fase de iniciación del juego, no es otra cosa que una ayuda que recibe el jugador con balón (JB) para irse de su par, en este momento no queremos hacer otra cosa que ayudar a nuestro compañero a que se vaya del suyo; Ahora bien que siempre sea gordito o gafitas el que ponga  bloqueos al bueno del equipo, eso ya es una responsabilidad del entrenador, no me la carguéis a mí, dependerá del grado de compromiso con la formación de sus jugadores que tenga ese entrenador.

En una segunda fase, podemos hablar de el baloncesto como un contexto cambiante, y resulta que lo que en un primer momento fuer intentar ayudar a mi compañero (JB), luego se puede convertir en una ventaja para mí. En esta segunda fase hablaríamos pues de las continuaciones. En una tercera fase podríamos hablar de los espacios que ocupan el resto de jugadores para facilitar el juego de ese bloqueo. En una cuarta fase podríamos hablar de la lectura de las diferentes defensas; aunque esto ya lo hemos empezado a hacer en las fases 1, 2, y 3, seguro que hay situaciones que merecen nuestra atención. Paralelamente a todo esto creo que habría que dotar a los jugadores de un conocimiento de sus obligaciones cuando juegan un BD.

 

JUGADOR CON BALÓN

· Antes: llamar la atención de su defensor para que no prepare la defensa del BD y elegir jugarlo o no jugarlo.

· Durante: Meter a su defensor en el bloqueo

· Después: Identificar las ventajas y decidir juego para mi, o juego para el compañero.

 

JUGADOR QUE PONE EL BLOQUEO

· Antes: Distanciar a su defensor de él todo lo que pueda antes de poner el bloqueo

· Durante: Poner el bloqueo de forma legal en cuanto al tiempo y distancia, pero lo justo, y orientarlo de tal forma que al defensor del JB le sea difícil esquivarlo

· Después: Identificar las ventajas y ofrecer soluciones, continuación abierta o continuación dentro. En ambas es importante que el jugador que continua este ofreciendo un pase al JB

 

JUGADOR SIN BALÓN

· Antes: Liberar los futuros espacios de juego tanto del bloqueador como del JB

· Durante: Ofrecerse en un primer pase (pase corto) en espacios útiles (donde pueda generar peligro), para evitar así que su defensor ayude

· Después: Interpretar quién sale con ventaja del bloqueo y jugar para mantener esa ventaja.

 

Lógicamente el entrenador tendrá que temporizar este proceso más que en categorías, en niveles de sus jugadores.

Espero no haberos resuelto muchas dudas, al contrario, espero haberos sembrados mas dudas y aspectos sobre los que reflexionar. De esa reflexión sin duda saldrá algo que merecerá la pena ser oído y leído, saldrá vuestra opinión argumentada y justificada.

 

Juanvi Abad (Entrenador Superior y técnico de Liga EBA.)

Deja un comentario


*