Gestión de un Club de Base

Para estrenar el nuevo diseño de #fbcvBlog, contamos con la colaboración de un ilustre entrenador de baloncesto. Ha desarrollado toda su carrera profesional en el baloncesto femenino y ha desarrollado el club de baloncesto más laureado en nuestro país (C.B Islas Canarias, en cuanto a Campeonatos de España conseguidos como en número de jugadoras que han formado parte de la Selección Española. Ya sabréis a quién nos referimos: Domingo Díaz, “Mingo”.

Este artículo es un extracto de las clases realizadas en el Curso de Entrenador Superior. Domingo Díaz ha querido compartir con todos nosotros cómo estructura el trabajo de todo su club con el objetivo de permanecer en la élite del baloncesto nacional. Esperamos que algunas de sus aportaciones os sirvan para el día a día en vuestros clubes, algunos con los mismos objetivos y los más con otros bien distintos, pero siempre hay cosas que poder extrapolar.

Gracias Mingo por tu ayuda.

 

Hoy en día hay multitud de posibilidades de acceder a libros, apuntes, estudios, o formas de gestionar un club deportivo. Yo voy a escribir de cómo hemos gestionado el club baloncesto Islas Canarias desde hace más de tres décadas.Vamos a dividir esta gestión en cuatro apartados:

  •  Financiación de un club de base
  •  Subsistir en época de crisis
  •  Instalaciones: búsqueda o propias
  •  Estructura de equipos: cuánto abarcar

Está muy claro que para poder gestionar un club o cualquier otro tipo de grupo o asociación, en el caso que nos ocupa, un club de baloncesto, lo primordial es la financiación, sin recursos económicos es imposible desarrollar cualquier actividad deportiva o del tipo que sea.

 

  • Financiación de un club de base

Nosotros tenemos varias fuentes de financiación:

– Patrocinio

– Cuotas

– Subvenciones

Llevamos muchos años escuchando que no puede ser que los clubes deportivos, sobre todo, los que tienen en su estructura equipos de alta competición se sustenten a base de ayudas públicas, que deben intentar por todos los medios que sus fuentes de ingresos sean de instituciones privadas, pero creo sinceramente, que los clubes que trabajan la base, que tienen una amplia base, están haciendo un trabajo que compete a las instituciones públicas y que tienen que valorar y sufragar.

En un país como el nuestro, donde si existe el deporte de alta competición, el deporte profesional, si se consiguen medallas en olimpiadas, mundiales o europeos, es gracias, a los clubes que trabajan, forman y promocionan a esos deportistas para conseguir esas medallas, no existe el deporte escolar o es de muy baja calidad, no existe el deporte de institutos, el deporte universitario se ha convertido en unas jornadas de intercambio más que en una verdadera competición de donde salgan grandes jugadoras, sólo existe como deporte de competición real en España, el deporte federado.

Creo sinceramente que si no existiera el Real Madrid y el Barcelona ya no seríamos un país futbolero, son los clubes deportivos los que mantienen el deporte en España, unos muy profesionales con grandes ingresos y, otros, con pocos recursos económicos pero que crean grandes deportistas (la mayoría) que hacen que España sea una potencia deportiva a nivel mundial.

 

Patrocinadores

El baloncesto femenino, que es el deporte más practicado en España por las mujeres, se encuentra difuminado dentro del fenómeno del baloncesto masculino. La carencia de imagen propia ha supuesto para nuestro baloncesto femenino una tácita y creciente pérdida de identidad, que se asume con resignada paciencia por todos. Incluso muchas veces en artículos o revistas en las que se trata el baloncesto femenino, los anuncios que salen suelen estar protagonizados por jugadores de la selección española …masculina (y no de la femenina).

En este punto, es obligado redefinir una identidad perdida entre la magnitud del baloncesto masculino. Es evidente que nuestro peso específico en el deporte español está muy por debajo de nuestras realidades (nuestro número de licencias, nuestro número de clubes, nuestra extensión territorial, nuestra importancia en el deporte autonómico o nacional, nuestro nivel internacional, la tradición de nuestras competiciones, etc…) por lo que cabe exigir actuaciones que aporten equilibrio. Los instrumentos de este cambio son de diferente naturaleza y alcance, desde los filosóficos hasta los simplemente «cosméticos» o de imagen. Así averigüemos la posibilidad de que la Federación Española de Baloncesto negocie un patrocinio específico para la competición femenina. Y el objetivo principal de este patrocinio de ser, no tanto los ingresos económicos para la Federación, sino sobre todo generar una inversión publicitaria aplicada a la imagen de nuestras competiciones y de sus protagonistas, las propias deportistas.

También es posible impulsar otras medidas de popularización inequívoca del baloncesto femenino, recordando que, posiblemente, la actual WNBA tiene su origen en la obligación impuesta hace varios años a las universidades norteamericanas de compensación del coste económico en sus programas destinados a deportistas masculinos y femeninos.

Desde el principio hemos trabajado para tener un sponsor principal (Casa Galicia, Reales, Kerrygold, Sandra, Caja Rural de Canarias, CajaCanarias, La Caja de Canarias, Gran Canaria 2014) y, otros secundarios o menores, unas veces ha sido suficiente, y, la mayoría de las veces estás en perpetua agonía económica. Hay que tener en cuenta que el baloncesto de base, el baloncesto femenino no vende, es lo que nos dice la mayoría de publicistas y directores de marketing, por lo que no es fácil de conseguir. Se consigue muchas veces porque tenemos alguna de las jugadoras que su familia tienen una gran empresa y colabora, y otras por amistades.

 

Cuotas

Siempre hemos pensado en el club que los padres no tienen por qué abonar todo para que sus hijas hagan baloncesto, creemos que ellos con sus impuestos ya están colaborando para que los menores puedan ir al colegio o hacer deporte de forma gratuita, este concepto de principio hemos tenido que ir cambiándolo porque las circunstancias así lo requerían, pero siempre con cuotas mínimas para que no sea motivo de que la niña abandone el baloncesto.

 

Subvenciones

Está de moda hablar de «discriminación positiva». Este concepto significa la articulación de medidas destinadas a favorecer a determinados colectivos. No es, en realidad, una noción nueva. También la Constitución Española habla de la progresividad del sistema tributario español, implicando que deben ser más «generosos» con la Sociedad quienes más poseen.

Pues bien, muchas instituciones no aplican esta posibilidad. No es lo mismo, no puede tener el mismo tratamiento quien trabaja la cantera que quien no lo hace. No puede ser lo mismo quien año tras año participa en las competiciones que un equipo nuevo que en un momento de esplendor económico «rompe» el mercado para desaparecer en la temporada siguiente. No puede ser lo mismo el club que aporta jugadoras a las selecciones (a cualquiera de ellas) que quien no lo hace. No puede ser lo mismo el club que alinea a cinco jugadoras españolas que donde sólo juegan comunitarias.

Los clubes que producimos jugadoras carecemos de los únicos incentivos institucionales establecidos para el trabajo de cantera. Pues bien, en este punto debe reclamarse un trato desigual para situaciones de desigualdad, lo que es obviamente un argumento de máxima justicia. Y como ese trato desigual no puede aplicarse en las competiciones, sí debe aparecer en las otras importantes relaciones Club-Instituciones, las económicas, aplicándose incentivos económicos para las siguientes circunstancias: jugadoras de cantera alineadas en el propio equipo, jugadoras de cantera alineadas en otros equipos, aporte de jugadoras a las diferentes selecciones, participaciones del club en competiciones estatales e internacionales, campeonatos conseguidos en las categorías de formación, etc…

Podrán los malpensados advertir que nuestro Club sale beneficiado en la mayoría de los parámetros (club decano de la competición, integrado por jugadoras de nuestra cantera, deportistas además internacionales en varias categorías, con asidua y excelente participación en los Campeonatos de España de las categorías de base). Es lógico. Pero no proponemos tales datos porque los poseamos casualmente. Nuestro Club es el reflejo fiel de nuestro modelo de baloncesto femenino. Y si Uds. lo piensan, este modelo es perfectamente transferible… con los debidos incentivos.

Como dije anteriormente, los clubes deportivos de base realizamos muchas de las funciones que corresponden a las administraciones públicas: promoción y difusión del deporte entre los más jóvenes, proyección deportiva, llevar el nombre de la localidad, isla, región a escenarios nacionales o internacionales, promoción social y turística a través del baloncesto, en fin, una serie de acciones que las administraciones tienen que valorar y sostener económicamente. Siempre hemos exigido unos criterios para valorar ese impacto publicitario o de promoción que se hace a través del deporte, unas veces unas instituciones lo hacen y otras no, unas veces cumplen los criterios y otras no, pero creo que los clubes deportivos de base deben luchar para que se establezcan unos criterios teniendo en cuenta la discriminación positiva para valorar económicamente lo que realizamos.

 

  • Subsistir en época de crisis

Nuestra razón de subsistencia es el trabajo de cantera, si nosotros no llevásemos muchos años teniendo entre nuestros objetivos prioritarios el trabajo con la base para promocionar jugadoras desde las escuelas hasta la alta competición probablemente hace años que hubiésemos desaparecido.

Con más de tres décadas de existencia hemos tenido que superar varias crisis económicas, y, siempre la solución fue: el tener jugadoras de la cantera, por lo que la jugadora es nuestro principal ACTIVO,  a la que hay que cuidar, enseñar, trabajar con ella para que llegue lo más lejos posible y es nuestro mejor medio de ahorro y superación de crisis económicas, la jugadora de club, la que ha nacido y se ha criado con el club, sabe lo que necesita ella y el club para subsistir y, sabe, mejor que nadie cuándo tiene que apretarse el cinturón para seguir jugando a baloncesto en la alta competición.

 

  • Instalaciones: búsqueda o propias

Es muy difícil hoy en día formar un club que tenga instalaciones propias, nosotros nunca la hemos tenido, pero sí que hemos conseguido que algunas funcionasen como si fuesen propias, que todo el mundo las identificase cómo nuestra casa, nuestra cancha.

En su día cogimos una instalación municipal, abandonada, por problemas económicos municipales, y nos metimos dentro, la arreglamos, la pintamos, la cuidamos, y, la gestionamos desde hace muchos años. Sigue siendo municipal, el ayuntamiento se gasta lo mínimo, es decir, prácticamente nada, y, nosotros la limpiamos, la adecentamos e invertimos en ella porque es de donde salen y han salido las mejores jugadoras de la historia del club, es el polideportivo “Rodríguez Monroy”, en el popular barrio de Escaleritas de Las Palmas de Gran Canaria. Es una instalación descubierta, muy modesta, en definitiva un patio de viviendas acondicionada para canchas deportivas.

La otra posibilidad es que algunas instituciones hacen instalaciones deportivas y las sacan a concurso en “gestión interesada” donde algunas empresas deportivas y clubes se hacen cargo de ellas y las gestionan por un determinado tiempo.

Las instituciones se ahorran personal y mantenimiento y las empresas o clubes las gestionan, así en su día ganamos el concurso para la gestión interesada del Pabellón Polideportivo Insular La Paterna y, llevamos quince años gestionándolo, creemos con muy buenos resultados, sobre todo, deportivos, se han celebrado grandes eventos, competiciones internacionales, campeonatos de Canarias o insulares, y, en definitiva, es la sede actual de nuestro club.

 

  • Estructura de equipos: cuánto abarcar

Aquí tenemos un problema, y es que nosotros por principio queremos abarcar la mayor base posible, cuanto mayor sea la base más probabilidades hay de éxitos deportivos futuros, más posibilidades de promocionar y de descubrir nuevos talentos para el primer equipo, no olvidarnos que las jugadoras son nuestro principal activo, pero, por otro lado, hay veces que los recursos económicos no nos permite seguir haciendo equipos, o no tenemos el personal o instalaciones suficiente, entonces lo que hemos hecho es llegar a acuerdos con otros clubes a los que ayudamos o patrocinamos para que formen esos equipos y puedan entrar en las ligas federadas, lo que sí tenemos muy claro es que uno de nuestros objetivos fundamentales es tener un equipo en la máxima categoría y en competición europea que sea el espejo en el que mirarse o la meta que quiere alcanzar todas esas jugadoras que se inician en la base.

 

     ENTRENADORES

  •  Gastos o inversión
  •  Representación institucional

El concepto de club que tenemos desde nuestra fundación no es el de una institución piramidal, en la que hay un presidente, una junta directiva, y, luego unas ramificaciones con la parte administrativa, gestión, imagen y deportiva debajo. Siempre hemos puesto la parte deportiva por encima de la administrativa o institucional, el club fue creado por un grupo de entrenadores y, que creíamos que los entrenadores éramos los motores del baloncesto, por lo que siempre ha prevalecido la gestión deportiva por encima del resto.

 

  • Gastos o inversión

Siempre hemos creído que los entrenadores son una gran inversión en nuestro club, no nos importa gastarnos lo que sea en su formación, estamos convencidos de que todo lo gastamos en nuestros entrenadores es una gran inversión para el futuro que compensa enormemente lo invertido.

Evidentemente, no somos un club en el que se pueda ganar dinero, en el que los entrenadores están muy bien pagados, pero sí en el que los entrenadores ganan mucho en prestigio y bagaje para si luego quieren dedicarse a ganar mucho dinero entrenando ya poseen los mimbres para ello.

 

  • Representación institucional

Por filosofía de club, los entrenadores siempre han sido nuestros primeros embajadores en todos los actos o campeonatos que hemos asistido, alguno de ellos, como es mi caso, o el de mi mujer, no solamente hemos sido fundadores del club, sino que hemos sido su representación ante las instituciones y organismos públicos y privados, locales, nacionales e internacionales, muchas personas no conocen el nombre del club pero lo identifican por el de sus entrenadores.

 

JUGADORAS

  •   Subir y bajar jugadoras en los equipos
  •   Cómo captar
  •   Cómo fichar y cuándo

Recursos Humanos: La jugadora se debe sentir como la parte más importante del equipo.

Para que el sistema de gestión sea eficaz es importante que las jugadoras se encuentren cómodas jugando en nuestro club. Para ello, la jugadora debe actuar en los espacios donde encuentra su mayor eficacia personal y donde debe realizar las acciones técnicas y tácticas que mejor domina, se evitará que actúe en lugares y con acciones en las que se desenvuelve con menos capacidad o con dificultad.

Lo que obliga a considerar las capacidades de cada jugadora para actuar dentro de la categoría de equipo que mejor le va. Por tanto, habrá que establecer funciones y tareas propias para cada jugadora en función de sus capacidades personales. Así se podrá disponer de buenas tiradoras, de buenas directoras de juego, de reboteadores, etc.

 

  • Subir y bajar jugadoras en los equipos

La aplicación de este principio puede plantear problemas cuando haya que cambiar jugadoras durante la temporada. Puede parecer que dos jugadoras que por capacidades motrices y técnico-tácticas se desenvuelven en la misma zona del campo, pueden presentar diferencias de calidad en la ejecución de algún fundamento. Nuestro sistema de juego tiene que ser flexible y tiene que permitir ligeras variaciones en su ejecución para que ambas jugadoras se sientan cómodas.

En consecuencia, deberemos utilizar los cambios de jugadoras en los equipos aprovechando sus habilidades personales.

Evidentemente, esto estará determinado principalmente por la capacidad y la habilidad propia de cada jugadora, pero es necesario que en mayor o menor medida esté prevista en el esquema del desarrollo de la jugadora y del equipo.

En definitiva, todas las jugadoras deben tener la posibilidad de que si mejoran de forma exponencial, nunca se les cortará las alas para que puedan volar y subir de equipo o categoría, el beneficio para ella redundará en el beneficio para el club.

 

  • Cómo captar

En un principio, cuando se creó el club prácticamente captábamos a las jugadoras por la calle, ofreciéndoles jugar a baloncesto, hoy en día somos muy conocidos y, prácticamente no realizamos campañas de captación, vienen por sí solas, sólo tenemos que ofrecerles un marco ideal para que puedan satisfacer sus necesidades de jugar a baloncesto. Tenemos solicitudes de todas partes, de otras islas, de la Península, del extranjero, que muchas veces no podemos satisfacer por motivos económicos y de logística.

 

  • Cómo fichar y cuándo

Con respecto a la base, la premisa es que” las puertas del club siempre están abiertas para toda niña que quieran iniciarse o jugar al baloncesto”; para las que ya saben o tienen aspiraciones, tenemos en cuenta los siguientes aspectos:

– Altura

– Condición física, primero atletas que baloncestistas

– Inteligencia deportiva (miramos los intangibles, lo que no se entrena)

– Decisión

– Ambición

– Conocimiento del baloncesto

 

Si es para el primer equipo, el tema económico prima sobre todo, si tenemos recursos económicos y podemos potenciar el equipo, lo hacemos, si tenemos que hacer un cambio, antes que hacer el desembolso económico, es importante decidir si realmente va a mejorar el equipo con la nueva incorporación, muchas veces, el mejor cambio es dar de baja a una jugadora y darle la oportunidad a una de la cantera.

 

MARCA DE CLUB

  • Imagen de club

En un mundo donde la imagen es lo primordial, es fundamental que la gente, la opinión pública conozca la marca, la imagen, el escudo del club.

Nosotros durante muchos años logramos identificar la marca del club con la de nuestro sponsor, es más, muchas veces la gente conocía al club no por su nombre sino por su nombre. Esto venía condicionado a que cuando se obtienen éxitos deportivos, intentas vender la imagen de un club ganador, de chicas ganadoras, una imagen positiva que es muy importante para las firmas patrocinadoras, los éxitos del club son los éxitos de la leche Kerrygold o Sandra, de la Caja Rural de Canarias, o CajaCanarias o La Caja de Canarias.

A veces crea confusión, por lo que es importante también que los medios de comunicación y el público en general conozcan el nombre del club y el de los patrocinadores, que sepan valorar el esfuerzo que hacen uno y otros por sostener una entidad deportiva que ayuda a la formación integral de nuestra juventud para lograr una mejor sociedad en el futuro.

 

  • Relaciones con otros clubes del entorno

Todo club que se precie de ser una entidad deportiva debe intentar mantener unas buenas relaciones con los otros clubes de su entorno, muchas veces no es fácil, al tener que enfrentarse competitivamente entre ellos, pero siempre que no se magnifique la competición, no se saque fuera de los terrenos de juego esa competitividad, es relativamente fácil mantener buenas relaciones.

Nosotros pasamos de ser un nuevo club hace más de tres décadas a ser el decano de la máxima categoría, pasamos de ser un club sólo de cantera, a tener equipos en todas las categorías del baloncesto, pasamos de no ganar nada absolutamente, a ganar en muchas categorías a nivel insular, regional o nacional y, eso, crea muchos admiradores, y, también hay que decirlo, “enemigos”, muchas veces es muy duro para algunos trabajar mucho, trabajar bien, y perder, si no lo sabes encauzar, te llena de odio y envidia y terminas teniendo problemas.

Muchos clubes tienen unos objetivos que son muy diferentes que los nuestros, algunos son sólo de formación (colegios-clubes que sólo tienen hasta infantiles o cadetes); otros, sólo hacen baloncesto para divertirse; algunos, como negocio, tienen una empresa deportiva que dentro de sus actividades está el baloncesto y, lo único que les interesa es rentabilidad económica. Los problemas entre clubes vienen cuando se mezclan estos distintos objetivos y surgen los problemas y conflictos, para nosotros, lo mejor, es olvidarnos de los demás y trabajar para conseguir los objetivos y metas que nos hemos propuesto y, si alguno nos pide ayuda y podemos dársela, seguro que lo haremos, como hemos hecho siempre dando material, balones, equipajes, a quien lo necesitaba, o patrocinando equipos o clubes.

 

  • Gestión de éxitos y fracasos

Los éxitos parecen más fáciles de gestionar, pero hay que saberlo hacer en el momento oportuno, sobre todo, a nivel económico. El éxito deportivo suele ser efímero, tienes que intentar mantenerlo lo máximo posible en el tiempo, mostrando que vives continuamente en ese éxito y venderlo bien y rápido a tus patrocinadores o intentar lograr nuevos patrocinadores gracias a ese éxito, si se pasa el tiempo o no logras mantenerlo vivo, se enfría y es más difícil sacarle rendimiento económico.

En cuanto al rendimiento deportivo, muchas veces las jugadoras, los entrenadores y el propio club están en esa nube del éxito conseguido, que no viven la realidad, que no ven venir las futuras dificultades, no ven venir a los enemigos, porque lo que está claro en este país en donde el deporte nacional es la envidia, es que ganar, ganar algo importante, algo muy importante te genera enemigos, que están prestos a tu primer tropiezo, que hará lo que sea para que tropieces, muchas veces el árbol (éxito deportivo) no te deja ver el bosque (la realidad cotidiana).

Los fracasos, que también los tenemos, tanto a nivel individual como colectivos, para nosotros es no conseguir los objetivos que nos habíamos propuesto con alguna jugadora o con algún equipo en concreto, no conseguir la mejora individual o colectiva propuesta. Muchas veces es culpa nuestra, algunas veces es culpa de las jugadoras, y, otras, culpa de las circunstancias, de los rivales, de la propia competición, pero en el fondo no deja de ser para nosotros un fracaso.

Hay grandes especialistas en conseguir cambiar la situación y ante fracasos estrepitosos, son capaces de hacernos ver que no han fracasado e, incluso, que han conseguido el éxito. Creemos sinceramente, que la única forma de progresar, de mejorar, es reconocer el fracaso y trabajar duramente y más para que la siguiente temporada no nos vuelva a ocurrir.

 

     ENTRENAMIENTOS

  • Distribución y cantidad por equipo

Nosotros somos un club de baloncesto con los objetivos muy claros, queremos un club de campeonas, queremos promocionar jugadoras desde nuestras escuelas hasta la alta competición y, no tenemos ninguna varita mágica que dando un toque a una niña conseguimos una estrella, lo único que tenemos es: el entrenamiento, el día a día.

No hay una cantidad exacta ni una distribución de los entrenamientos, la cancha siempre está abierta, unas niñas entrenan todos los días, otras entrenan dos o tres días, depende de cada una, de la época de exámenes, de muchas circunstancias, pero el club siempre tiene las puertas abiertas.

En la misma línea del punto anterior prácticamente no hay pre ni postemporada en los equipos de base, siempre están las puertas abiertas para entrenar, siempre hay algo que mejorar, física o técnica, siempre se puede hacer tiro, y, siempre se puede jugar, que es la única forma de aprender. El primer equipo, es verdad, que empieza en una fecha determinada y trabaja aproximadamente un mes antes del inicio de la competición en lo que podríamos llamar pretemporada, pero suele ser un poco atípica, desde el primer día hay balón, hay técnica y táctica, y, por supuesto, preparación física para poner en condiciones unos cuerpos que en algunos casos llevan tiempo sin ejercitarse, pero lo más importante es: BALONCESTO y suelen empezar muchas jugadoras, no sólo las del primer equipo, sino todas las jugadoras con proyección del club, independientemente de la categoría por edad que tengan.

 

VIVENCIAS Y CONSEJOS PARA SOBREVIVIR

Consejos hay pocos: creer en lo que hacer, gustarte mucho lo que haces, saber para qué lo haces, y, no parar cuando llega un éxito o un fracaso, desde que ocurre ya estamos pensando en la siguiente etapa o meta.

 

Domingo Díaz (entrenador e impulsor C.B. Islas Canarias)

Deja un comentario

*