Árbitros por un día

Como parte del 8º Campus de Tecnificación que se ha celebrado este mes de julio, desde la FBCV se ha tomado la iniciativa de añadir un nuevo taller arbitral tanto en la edición de infantiles como en la de cadetes. En él, los jugadores y jugadoras han podido conocer de cerca la figura del árbitro yendo un poco más allá de lo que hasta ahora eran conscientes en la pista. Además les ha servido no sólo para conocer las funciones que realizamos los árbitros y oficiales de mesa antes, durante y después de los partidos, sino para ponerse también en nuestra piel y ser árbitros por un día.
Primero tratamos de acercarles a la figura del árbitro, explicándoles el camino que recorre cualquier deportista que decide convertirse en árbitro, así como las fases de aprendizaje por las que pasamos. Esto les sirvió para poder entender que nosotros, como los jugadores y entrenadores no empezamos nuestro camino sabiéndolo todo.
Además aprovechamos para enseñarles a reconocer toda la simbología gestual que como árbitros realizamos en los partidos, de manera que puedan entender con mayor facilidad aquello que les rodea cada jornada. También han tenido la oportunidad de aprender a rellenar un acta, no sólo para que sean capaces de interpretar todo aquello que en ella se refleja, sino además para que conozcan la importancia del papel de los oficiales de mesa y puedan aprovechar estos conocimientos cuando tengan la oportunidad de tener que realizar esta labor en algunos de los partidos de los equipos de base de sus clubes.
En la parte final del taller llegó el momento de vestirse de árbitros, coger el silbato y saltar a la pista, algo que gratamente pudimos comprobar que fue recibido con entusiasmo y participación por parte de todos ellos. Con ello han aprendido a groso modo varios conceptos básicos del arbitraje, como a diferenciar entre el árbitro de cabeza y el de cola, las zonas de responsabilidad, etc., además de poner en práctica lo visto en el taller. Los partidos empezaron con bastante timidez, pero poco a poco todos empezaron a soltarse y a disfrutar del baloncesto desde otro punto de vista con el que no contaban experimentar.
Como concusión del taller, todos los participantes pudieron ver el mundo del arbitraje desde cerca y entender que tanto los árbitros como los oficiales de mesa somos parte del baloncesto y que como deportistas y personas no somos ni mucho menos infalibles arbitrando, tarea que como pudieron comprobar es de una alta dificultad. Pero sobretodo esperamos que hayan disfrutado con la experiencia y les resulte provechosa.
Dani Domínguez Aguilar (Árbitro FBCV y FEB)

Deja un comentario


*