Su mejora es lo que nos motiva

Comenzamos el Programa de Tecnificación (PT) 2012/2013 con la generación alevín los dos primeros fines de semana del mes de noviembre. El día 4 tuvo lugar la detección para los niños/as nacidos en 2002 y el día 11 para los nacidos en 2001.
El objetivo de cada una de las detecciones es diferente. En el caso de los niños/as de 2002, el objetivo no es otro que el formar los grupos de trabajo que entrenarán durante toda la temporada en una de las 8 sedes de entrenamiento. Algunos de los niños/as ya formaron parte del PT la temporada pasada, cuando eran benjamines. Pero todos, estuvieran en el PT la temporada pasada o no, han debido participar en la jornada de detección para ganarse un sitio en los grupos de esta temporada. Sus clubes los han inscrito a la actividad después de una campaña de información en nuestra web y tras el mailing a todos los clubes de nuestra Comunidad.Nos encantaría poder trabajar durante todo el año con los más de 300 niños/as que han participado en las jornadas de detección, pero aunque está en proyecto, por el momento no es viable. El PT es una actividad sufragada al 100% por la FBCV, sin ayuda alguna de las instituciones deportivas de nuestra Comunidad. La apuesta de esta Federación ha sido la de aumentar en una sede más, en un momento difícil en lo económico, hasta llegar a las 8: Burriana, La Cañada (doble), Genovés, Ontinyent, Ondara, Alicante (Club Montemar) y Sagunto (la última incorporación). Creemos que es muy importante nuestra labor en esta categoría, que no es otra que la de complementar el trabajo de los clubes y escuelas. Nuestros entrenamientos suponen un incremento en la carga y calidad del entrenamiento de estos jóvenes jugadores/as porque, en la mayoría de entidades deportivas, no pueden destinar más allá de las 3 horas semanales de entrenamiento y porque los compañeros con los que comparte actividad en el PT tienen, por norma general, mejor nivel que sus compañeros de club.
La FBCV pone al servicio de los niños/as un grupo de entrenadores y un programa de entrenamientos centrados únicamente en lo más importante: el propio niño/a. No nos mueve otra motivación que la mejora técnica de cada uno de ellos, pero también su formación como personas. Este año hemos introducido una serie de contenidos que ayudarán en su formación social, introduciendo valores como el respeto (a materiales, compañeros, entrenadores, rivales…), o el esfuerzo, entre otros.
La participación, en la actualidad en el PT es gratuita porque recordamos que la FBCV sufraga el 100% de la actividad. Son los clubes con sus cuotas y los ingresos por las distintas actividades de la Federación las que mantienen el PT. Es el propio baloncesto el que mantiene el motor en marcha del baloncesto. Una mejora técnica de los niños pequeños incidirá, en años posteriores en una mejora técnica para los clubes, pero principalmente, incidirá en una fidelización mayor de nuestros jóvenes jugadores/as.
Hay algunos clubes que no consideran oportuno enviar a sus jugadores/as al PT. Desde la FBCV respetamos su decisión, pero lo único que realmente importa es que son esos clubes los que no respetan a sus jugadores/as olvidando su cometido: aportarles el mayor número de experiencias para su formación, sin más. Planteamientos proteccionistas (no querer mostrar jugadores para que no los observen clubes grandes) o planteamientos “políticos” de adultos (no llevo a mis jugadores/as porque la Federación se ha olvidado de…) no suponen más que una manifestación de su incapacidad por recordar el motivo principal de su acción, que no es otra que el niño/a. Además, olvidando esto, olvidan que esa motivación es primordial para superarse como entidades. Todos los jugadores/as que practican baloncesto deberían tener la oportunidad de participar en el PT. Ojalá esta Federación pudiera atenderlos a todos.
La detección con los niños/as de 2001, alevines de segundo año, ya tiene otro motivo: supone la entrada a la última fase del PT en la categoría alevín o Minibasket, la de la Selección Autonómica. Esta generación viene trabajando en el PT desde la temporada pasada; muchos de los niños/as participaron en el Campus de Tecnificación como culminación del PT. Esta temporada ya solo tiene lugar la fase de Selección Autonómica con esta generación. Reducimos el trabajo de 200 jugadores/as a 30. Para eso debemos elegirlos entre los participantes en las actividades del PT. No obstante organizamos otra fase de detección, la del pasado domingo, por dos motivos:
  • Son muchos los jugadores/as que, participando en el PT la temporada anterior y no siendo convocados en las primeras actividades dentro de la fase de Selección, tienen la ilusión de formar parte de su Selección Autonómica. Son niños/as que están en constante evolución madurativa y que por lo tanto, es muy normal, que evolucionen muy positivamente durante los meses de verano, cuando nuestros técnicos no les pueden seguir.
  • Jugadores/as que no han participado en ninguna de nuestras actividades dentro del PT. Las puertas de la Selección Autonómica están abiertas, siempre, para todos los niños/as que demuestren el nivel necesario. Pero además, nuestros técnicos tienen la labor de detectar los mejores talentos de nuestra Comunidad para nuestra Selección, hayan participado o no en nuestras actividades.

La fase de Selección suele traer algunas frustraciones. La del niño/a es lógica porque su ilusión sería formar parte de la Selección; la de los adultos no es tan lógica ya que debemos entender cuál era el objetivo del PT y saber los beneficios que han aportado a nuestro hijo/a o a nuestro jugador/a de club. Además, seguro que esta Federación comete errores en la configuración de Selecciones desde el mismo momento que existen tomas de decisiones, muchas de ellas subjetivas. Es nuestro deber minimizar estos errores perfeccionando nuestro método de trabajo, pero también recordando que bajo ningún concepto se puede valorar como negativa la participación en este PT de un niño/a por el único hecho de quedar excluido de la Selección Autonómica, ya que hay un año de trabajo y formación personal que no se puede obviar.

Finalizada la edad alevín, se vuelven a organizar jornadas de detección en las edades infantiles y cadetes. El proceso continua. Os recordamos que en enero comenzaremos con los más pequeños: los benjamines.

Gracias a todos los niños/as que vienen a nuestras actividades, a sus clubes y a sus padres que cargan con su desplazamiento a nuestras sedes. Esperamos no defraudaros con nuestro trabajo

Israel Sánchis (director deportivo de la FBCV)

1 Comentario

  1. Sr.Sanchis, es cierto que nadie puede discutir que el acudir a las jornadas de tecnificación es un tiempo bien empleado en la mejora de los niños, pero tambien debe entender que genere frustraciones.Que si bien es cierto que es más lógico que suceda en los niños, también debe entender la de sus familiares.
    Hace unos años que sigo el baloncesto de cantera, y he podido ver como en ocasiones se deja fuera de las selecciones a jugadores de mucho talento, llevando a otros jugadores que, siendo también de gran calidad, no son mejores que los que se han quedado fuera. Con los dias, los meses, los años… uno se entera de que tal jugador es hijo de…, o su padre es muy amigo de…, o su padre jugaba en… ¿casualidad? tal vez si, tal vez no. Lo cierto es que los que se quedan fuera suelen ser hijos de personas que no cuentan con ayudas o favores de terceras personas, y que lo único que ven en ese momento es una gran injusticia. Tal vez esten equivocados, pero creo que todos los que integran la Federación, directivos, entrenadores… deberian velar por que se diesen a todos los jugadores las mismas oportunidades, trabajando solo con criterios técnicos.
    Sinceramente, creo que usted y algunos ás están intentando que todo mejore, les animo a continuar.
    Un saludo.

Deja un comentario


*