Respeto y colaboración

Escuchaba el otro día con cierta incredulidad como en un partido alevín femenino fue necesario requerir la presencia de la policía nacional para poder finalizarlo y todo a raíz del comportamiento de unos padres que no dejaron de insultar y faltar al respeto a un chico de 16 años cuyo único pecado, en contra de lo que suelen hacer los chavales de su edad, es haber decidido seguir vinculado al baloncesto como árbitro. Son inaceptables este tipo de comportamientos en cualquier partido, de cualquier categoría o modalidad deportiva, pero lo son más aun cuando se trata de un partido que juegan niñas-os de apenas 10 años. Resulta inadmisible que tengan que presenciar cómo sus padres hacen el ridículo en la grada y les impiden con su actitud disfrutar del partido que han estado preparando toda la semana.
No hay que olvidar que el arbitraje es un medio como cualquier otro donde se desarrollan aspectos fundamentales en la educación integral de la persona, y por lo tanto en todos aquellos jóvenes que sábado tras sábado afrontan con ilusión el poder hacer baloncesto desde esta perspectiva. Nadie tiene la voluntad conscientemente de tener una mala actuación. Divertirse y disfrutar arbitrando es el objetivo final, y es por esto que todos y sobre todo los padres de los jugadores debemos ser conscientes del proceso formativo que supone participar en una cancha de baloncesto desde tempranas edades, como una parte más de esta actividad donde se juega, se entrena y se forma, y no sólo el jugador sino también el árbitro.
¿Qué pensaríamos si los padres de los jóvenes árbitros fueran forofos y provocaran esos ataques verbales sobre la actuación técnica de los jugadores? Esto es impensable. Exijamos en función de la etapa formativa en que se encuentra el árbitro, con el agravante de que muchas veces no se tiene en cuenta su condición de menor de edad. Los padres deben ser conscientes de esta naturaleza de quien arbitra semanalmente a sus hijos.
 Fernando Calatrava (Árbitro Liga Endesa)

6 Comentarios

  1. Como aquel que decía, “Padre, perdónalos porque no saben lo que hacen”.

    José.

  2. Añadir una frase de una amiga entrenadora: “siempre me siento orgullosa de mis jugadoras, jueguen como jueguen. Quiero poder sentir lo mismo de sus padres.”

  3. Em sembla perfecte la reflexió de Fernando. Cal que tots (jugadors, entrenadors, directius, pares i mares, públic en general) respectem els àrbitres, jo en això sempre estaré d’acord.
    Però des del meu punt de vista, abans que els àrbitres jo crec que cal el respecte al nostre esport (el bàsquet) i als jugadors en formació (sobre tots als menors, als que fa referència Fernando en un moment del seu article). ho dic al respecte de no se quina norma o circular o veges tu a saber que, que impedeix jugar a jugadors i jugadores en edat de formació per que l’entrenador/a no porta el tríptic (evidentment un error de l’entrenador/a).
    El dissabte passat arribe a Benifaió i en el partit anterior vec atònit com un equip juga amb 4 jugadores (i acaba en 3), pregunte i em diuen que l’àrbitre no ha deixat jugar a 3 jugadores d’11 anys ¿¿??? la meva indignació va ser enorme (i no era un equip del meu club). Les jugadores van de bon matí, amb les temperatures que teníem, l’entrenador porta la fitxa (però com també juguen amb un altre equip no portava el trípic), que haguera costat deixar-les jugar i posar darrere de l’acta un informe a tal efecte però que les xiquetes jugaren? Estaven identificades amb la fitxa, l’equip contrari no posava cap pega, per que? Senzillament des del meu punt de vista es va faltar al respecte al nostre esport i a eixes 3 xiquetes que van dissabte de matí amb una fred que pelava a jugar a un esport que els agrada, em va caure el mon als peus en vore-les plorar d’impotència al final del partit.
    D’acord en Fernando Calatrava, però no podíem resoldre aquestes situacions????, tinc constància que no és un cas aïllat i per a demanar respecte primer cal tenir-lo, sobre tot amb els més menuts i menudes que practiquen el nostre estimat esport.
    Gràcies per tot.
    Sóc Paco Lletges entrenador del cadet femení del C.B. Oliva

  4. Tan solo queríamos puntualizar sobre el comentario de Paco Lletges al respecto de la normativa sobre licencias a la que hace referencia. Es la resolución de: “12 de julio de 2011, del Vicepresidente del Consell Valencià de l’Esport, por la que se convocan los XXX Jocs Esportius de la Comunitat Valenciana para niños y jóvenes en edad escolar” ,la norma de más alto rango que regula los JECV de todos los deportes (http://www.docv.gva.es/datos/2011/08/09/pdf/2011_8627.pdf).
    Aprovechamos para agradeceros la acogida y participación que está teniendo #fbcvBlog, y sobre todo el respeto y la educación en los comentarios a la hora de expresar vuestras opiniones.”

    • Que es pretén amb aquesta puntualització, que es continue deixant a xiquets i xiquetes sense jugar?
      La norma està clara, el que cal és clarificar la seva aplicació, des del meu punt de vista: deixar jugar i després ja resoldrà el comitè.
      Amb aquesta puntualització sembla que es recolza el deixar sense jugar i continue dient que el que jugadors i jugadores en edat de formació si se’ls deixa sense jugar és una falta de respecte al nostre estimat esport i a eixos jugadors i jugadores que es deixa sense jugar. La norma està i sou vosaltres la federació els que heu de dir com aplicar-la, jo sols puc opinar.

  5. No puntualizamos opiniones ni normas, tan solo queremos aportar información. Además, la norma no es de la FBCV, sino del Consell Valencià de l’Esport.
    No pretendemos entrar en valoraciones de las norma a través de este medio.
    Gracias por vuestra participación.

Deja un comentario


*